Durante los talleres se desarrollan de manera colaborativa las propuestas de innovación ciudadana. Los equipos estarán integrados por el promotor del proyecto y los colaboradores. Además, los equipos contarán con el apoyo de mentores y mediadores para facilitar el proceso.
Si quieres participar como colaborador en alguno de los proyectos, debes proponerte durante el periodo en que se abra la convocatoria para colaboradores, del 4 al 25 de julio. En la plataforma podrás encontrar el formulario.
En experiencias similares que se han realizado en Europa y América Latina, los ciudadanos participan de un proceso creativo, colaborativo y abierto en el que aprenden con otros para dar respuesta a los problemas que nos afectan como sociedad.

Es una oportunidad única para aportar soluciones creativas, para nutrirse de la experiencia de los otros y para formar parte de una comunidad de innovadores ciudadanos que se rigen por los principios de la defensa de los bienes comunes, la apertura y la colaboración.

También es un espacio para conocer personas que comparten intereses, aficiones y sensibilidades, crear vínculos de amistad y redes de colaboración.

No. La participación es libre y gratuita.

El autor o los autores conservan la propiedad intelectual de sus proyectos, si bien siempre que se muestren dichos proyectos en festivales y/o exposiciones y cada vez que se reproduzcan sus imágenes en catálogos y/o páginas web, deberá hacerse constar su relación con el laboratorio ciudadano Ciudades que aprenden de la Ciudad de México.

De igual manera, deberán hacer constar siempre los nombres de las personas que han colaborado en el desarrollo de los proyectos y estos deberán ser publicados con licencias libres.

Los proyectos realizados podrán ser publicados en catálogos impresos y en las páginas web de los organizadores.

Esta es una iniciativa de la Escuela de Educación, Humanidades y Ciencias Sociales del Tecnológico de Monterrey que busca articular academia y comunidad en la producción de conocimiento abierto y el abordaje de la complejidad social desde una perspectiva humana.
Creemos que esa experiencia puede sembrar ideas disruptivas en nuestras prácticas educativas y en nuestra visión de lo que podemos ser como universidad. Es una apuesta por la innovación como hoja de ruta.
También consideramos que la universidad debe salir de los espacios educativos formales e involucrarse directamente con los procesos ciudadanos, las problemáticas sociales y las alternativas para resolverlas.

El Medialab-Prado tiene una larga trayectoria realizando talleres de prototipado y nosotros hemos tomado como referencia su metodología.  La SEGIB ha organizado dos encuentros, uno en Veracruz en 2014, otro en Río de Janeiro en 2015 y este año será en Cartagena.

Los promotores de los proyectos contarán con boleto de avión, hospedaje y alimentación durante los días que dure el taller. Los colaboradores contarán con hospedaje y alimentación.